Deshumidificadores de Piscina Cubierta

deshumidificadores de piscina cubierta

 

Los deshumidificadores de piscina cubierta tienen la misión de regular la humedad que se genera en el interior del edificio de nuestra piscina, por el efecto que se produce de la evaporación del agua.

El deshumidificador preserva el conjunto del edificio. En un local con piscina, la higrometría ideal se sitúa entre el 60% y el 70%.

Por encima del 70%, el aire saturado de agua hará que el ambiente sea incómodo y favorecerá la aparición de moho.

Por debajo del 60% el aire demasiado seco provocará sensación de incomodidad a los bañistas en el momento de salir del agua.

Entre los distintos tipos de deshumidificadores de piscinas cubiertas podemos encontrar las consolas portátiles que se instalan en la sala de la piscina, siendo una solución sencilla y económica

Los modelos encastados, se instalan en un local técnico contiguo, atravesando la pared. Sólo las rejillas de aspiración y de espiración quedan visibles desde la sala de la piscina.

Las centrales deshumidificadoras, se instalan en un local técnico y asociados a una red de tubos, permiten deshumidificar todos los volúmenes y tratar de forma eficaz la condensación sobre los cristales.