¿Cómo poner en marcha tu piscina?Consejos para poner en marcha la piscina inicio de temporada

La temporada está a la vuelta de la esquina y es hora de que nos pongamos a realizar las tareas necesarias para poner en marcha la piscina inicio temporada y podamos disfrutar de la temporada de baño sin ningún contra-tiempo.
Puede ser que durante el invierno no hayas realizado ninguna labor de invernaje y hayas decidido dejar la piscina a su aire, cosa que nunca recomendamos ya que ahora nos va a llevar un trabajo considerable y a la vez un consiguiente gasto económico.
Si este es el caso posiblemente tengas que vaciar la piscina por completo y pasar a limpiar profundamente el vaso y las paredes de cal y suciedad, utiliza productos que a la vez de limpiar no dañen en exceso la superficie de tu piscina (gresite, lámina armada, poliéster, etc), existen productos específicos para esta labor “Decalcit super” “Desincrutante fuerte”, consúltanos y te orientaremos al respecto. Se aplican con cepillo y al final se aclaran con agua.
Es el momento, si has tenido que vaciar la piscina, de que revises todo el interior y aproveches para realizar si es necesario cualquier reparación: juntas del gresite, vorada, gresites caidos, revisión de juntas y marcos de accesorios en piscinas de lámina armada o de poliéster, cambio de lámparas de iluminación, revisión de los portalámparas. Aprovecha también para limpiar la piedra de coronación, si es necesario, es mejor realizarlo ahora que cuando este la piscina llena.
En el caso de piscinas de revestimiento vitraico (gresite) o porcelánico, nos gusta aconsejar a nuestros cliente que una vez este la piscina limpia, apliquen a modo de pulverización un algicida específico para prevenir las algas “Quatex” , este producto es un muy buen aliado para esta función, ya que ralentiza la aparición de las temidas algas.
Una vez finalizadas estas tareas procederemos a llenar la piscina, nuestro consejo es que lo hagas con agua procedente de la red pública ya que esta viene tratada y con unas garantías sanitarias. Si lo haces de otro modo: aguas de pozo o cubas de agua (hay empresas que se dedican a ello) te recomendamos que te informes de su procedencia y de su estado sanitario.
Ahora que ya tenemos la piscina llena, lo primero de deberemos hacer es ajustar el valor del pH entre 7’0 y 7’4, analizaremos el pH y procederemos a regularlo sino está correcto. Nunca realizaremos una bajada brusca del pH, es mejor repetir la operación varias veces, debemos saber los metros cúbicos que tenemos en nuestra piscina y dosificar bien el producto según las indicaciones del fabricante, tengamos en cuenta que los primeros días después de llenar con agua nueva nuestra piscina deberemos controlar el pH más a menudo.
El siguiente paso a hacer será realizar una desinfección profunda o desinfección de choque con productos como “Chlorifix” o Chloriklar” “Cloro rápido granulado Aquastar”.
Una vez estos parámetros estén estabilizados podemos proseguir el tratamiento con los que utilicemos en el cuidado habitual de la piscina.
Si has sido de los que has invernado la piscina e incluso la has tenido protegida con algún cobertor, el procedimiento será igualmente regular el pH y aplicar una cloración de choque. Si has protegido la piscina con un cobertor, asegúrate de tener a mano los productos que necesites en el momento de quitar el cobertor para proceder a actuar. No dejes la piscina al descubierto sin hacer ningún tipo de acción, puedes correr el riesgo de que tengas problemas con las condiciones del agua, no nos vale sacar el cobertor y realizar la puesta en marcha pasados 15 días.
Si has seguido estas indicaciones:poner en marcha la piscina inicio temporada, tendrás perfectamente limpia y tratada tu piscina para empezar la temporada en lo que se refiere a la piscina, para poner en marcha el equipo depurador te recomendamos que leas el apartado:” ¿Cómo poner en marcha tu piscina? Consejos de inicio de temporada: cuidados del sistemas depurador”.
Recuerda usar y manipular correctamente los productos químicos, la mayoría de ellos son productos concentrados. Por este motivo durante el almacenamiento y/o manipulación deberemos tomas las medidas de seguridad correspondientes. Usa los productos únicamente para la finalidad indicada y habiendo leído antes, atentamente, las etiquetas del fabricante.
El lugar idóneo para guardarlos es, un lugar fresco, seco y ventilado, protegidos de la luz solar directa. No deben guardarse junto con alimentos ni con ningún tipo de material inflamable como pueden ser: disolventes, aceites, pinturas, etc. Y muy importante guardar todos los productos químicos fuera del alcance de los niños y personas no autorizadas
Por principio, no mezclar con otros productos químicos, ni mezclar los productos clorados entre sí o con otros productos químicos, ya sean de forma sólida o de líquido concentrado.
Para su manipulación evitar el contacto con los ojos y la piel, es preferible usar guantes en su manipulación y dosificación. En caso de contacto con los ojos, aclarar primero abundantemente con agua y después acudir al médico y mostrarle el envase y etiqueta. No dejar que los productos concentrados actúen mucho tiempo sobre la piel, aclara enseguida con abundante agua.